jueves, 23 de diciembre de 2010

Mis caricias son como el aire frío

Muerden

Cortan

Arañan

Seducen

Se introducen entre los moldes

de lo que somos por fuera

y lo que de dentro, no dejamos ver.


Qué pena

que me limaran las uñas

justo antes

de acercarme a una de tus palabras

fingidas.


Lo mejor del miedo que me tienes

es que solamente

te afecta a ti.


Huye cuanto quieras.

El mundo sigue girando, recuérdalo.

viernes, 8 de octubre de 2010

Decir

No tengas miedo

a decrecer

en pedazos pequeñitos de mi inconsciente.


Aunque inconsistente,

sueles serme de ayuda,

en momentos en los que

no estoy segura

de saber

a qué puerta llamar.


Ni dónde caerme redonda,

indecisión.



No os preocupéis,


a esta ronda, invito yo.

Aun cansada, me agrada contar estrellas,

guardar en frascos su brillo cegador.


Gracias por dejar destellos

de lo que sois

siendo cada vez más

en mi escueto mundo.



Este se queda
el otro... aún no lo sé;
se me acabó degradando por las circunstancias.


Merci Beaucoup por esos 79!
El duende infeliz

martes, 14 de septiembre de 2010

Cierre de un blog

Tengo una buena y una mala noticia.
La buena es que intentaré publicar más seguido...
La mala es que para ello, cerraré uno de estos dos blogs:

...Gotitas...


Pequeñas reflexiones de una mujer descabezada


Y la elección depende de ustedes, los lectores ^^

En tres días haré lo propio

Muchas gracias

jueves, 9 de septiembre de 2010

Jaque

Estaba
apoyada
en la cornisa.

Los pies
le colgaban,
le bailaban,
en el aire.

Nunca se había sentido
tan libre
y tan atada

a la vez.


Ca en picado
y lograba
mantenerse
a flote,

casi sin querer.


Era un peón
más
en aquella extraña
partida
de ajedrez.

jueves, 2 de septiembre de 2010

Títere sin cabeza

Tienes los ojos
pintados sobre los párpados.

Miras
pero eres incapaz
de ver
nada.

Te marea
la marea
de sentimientos
que consumen.


Tu corazón,
huyendo.


¿Acaso no oyes
como late
bajo la cama?

Asustado,
agotado de amar
a quien no le ama.

Eres tan efímero
como los deseos
que lanzamos a las estrellas.

Un títere
que no es consciente
de que la indiferencia
lo maneja.


martes, 24 de agosto de 2010

Delirios

Soy consciente
que últimamente
ando más fugaz que de costumbre.
Y tengo una buena razón

...

En realidad, no.
Simplemente la inspiración
o no viene
o se excede.
En cualquier caso,
no lo puedo evitar
y acabo deshilachando las madrugadas
en rayos de Sol.

Y así
con esta droga a la que llamo
ausencia
(de algo, aún no identificado)
me persigo hasta los más
recónditos
confines
de mí misma
donde ni yo
soy capaz
de reconocerme.

Y así,
estrellada en una nube
de ceniza y polvo de hadas,
me sueño,
y sueño que vuelo
aunque tenga vértigo.




Tal vez
algún día vuele tan alto
que me choque con una gaviota
y allí, allí,
el cielo será de colores
y las estrellas
danzarán
alrededor de mi cabeza.

Que pese a la etiqueta de inestable,
nadie puede negar
lo bien que me queda
esta corona de preguntas existenciales.


viernes, 20 de agosto de 2010

Los hay, ¿no?

Pesimista su etiqueta,
diferentes sus motivos,
que sin ser más
que la luz
fundida
de una estrella
convaleciente

aún g o t e a
sobre el charco
de ilusiones
de mi cuarto

aún baña
de colores extraños
las cuencas
insípidas
de unos ojos tristes

aún s a b o r e a
el aire
que desprenden
las personas
que se le acercan.

Que aún siendo tan tarde,
desperdicia su tiempo
creyendo
que quedan sueños
que merecen
ser
soñados.

miércoles, 18 de agosto de 2010

A ti, recuerdo

Mientras que sigas
siendo
un simple e    c    o
en la lejanía
de un remoto ayer...

Prometo
no sentirme defraudada
por lo que ahora
es
tu presencia
corrosiva
en mi aire
concentrado de las noches
a solas,
sin polvo de estrellas
ni tiempo
para soñar.


Ni conmigo ni sin mi.

sábado, 14 de agosto de 2010

Invierno

Estás tan edulcorado que empiezas a darme miedo.
Amor y rosa en la misma frase no concuerdan.
Yo, a un lado y otro de la cuerda, tiro.
Se rompa por mi lado bueno o por el malo,
el resultado será el mismo:

Partirse
en
dos o sacar bandera blanca.

Mejor sacaré la roja para indicar el peligro:


Corazón altamente inestable
decidido a darse la fuga
amenaza con destruir lo que se cruce en su paso

De mi pecho, hasta la luna.



Será que está enamorado de una lunática,
y quiere que haga círculos
de h   u   m   o
con los dedos
describiendo nubes blancas
en su centro de metal.

Ojala se oxide tanto
que ya no lo pueda usar.

Que solamente lata y lata
al compás
del castañeteo de mis dientes
en este invierno prematuro.


jueves, 12 de agosto de 2010

Estrella de sal

La estrella
se tambalea en mi ventana.

Inútiles mis intentos
por bajarla de allí
para que vuelva a brillar,
para que vuelva a ser imperturbable
su presencia
en la distancia
de mil noches
y algún día
de lluvia torrencial.

Aquí,
en el tenue esperar
de un sueño que se retrasa
en mis labios...
Esta madrugada con sabor a sal.


lunes, 9 de agosto de 2010

Seguiré siendo

Me da igual
que los aspersores
lloren
la angustia
de tus letras
cada noche.

Las lágrimas
se evaporan
al llegar
el alba,
tan dorada
como vacía.

Y por más que siga
persistiendo
en el intento
de alcanzar
el brillo
de la estrella más
cercana...

Si sólo siendo yo
podré
conservar las ganas
de pasear
por la melodía
que las letras
me regalan...

Por mil años,
juro,
seguiré siendo yo.


Aquí
estoy.

Como siempre ^^

domingo, 18 de julio de 2010

Despedirse

No puede decirse que las despedidas sean lo mío.
A veces es necesario despedirse de algo, aunque sea de uno mismo, para saber por dónde ir en el siguiente movimiento.
Aún no sé qué debo escoger, ni qué debo elegir para que no me desespere y borre todo aquello que me hizo daño. En algún instante, el dolor nos duele, y luego nos refuerza.
Esperar es lo que me queda ^^
A partir de aquí, volar no será sencillo, pero intentaré dibujarme unas alas de mentira y tratar de dibujar un cielo agridulce para todos, y que mis palabras tengan sentido de nuevo.

¡Y que todos lo vean!

Espero que disfruten de sus vacaciones y descansos y que en algún momento hayan pasado por aquí con la esperanza de encontrarse con los pedazos de alguien y les hayan tocado. Y les hayan emocionado, o hecho sonreír, o, al menos, pensar.

Les dejo con un amanecer emborronado que intentaré vuelva a brillar como antes.
Las palabras, siempre serán hermosas.
Estaré aquí para quien lo desee: mont.abc_dario.se@hotmail.com
¡Prometo leerles a todos!

Y regresar con más en algún momento ^^

(Si algo se publica, probablemente será una entrada programada, si no, pondré algún tipo de aviso)


Gracias a todos


Dejemos volar
las mariposas
de nuestros sueños
escondidos.
Perdamos los estribos
y encontremos
y sendero 
por el que caminar...
Siendo
lo único importante
lo que nos queda
(aún)
por dibujar.

miércoles, 14 de julio de 2010

Todo pasa

Éranse
una vez
las alas
de un recuerdo
desmemoriado...

Que se confundían,
                   de blancas,
con las nubes
grises
de verano.

Azul,
el mar,
fue,
por un instante,
luego se oscurec
y ya
no fue
más
que agua y sal
mezcladas.

Se bañaron
en él
malas pasadas,
y pasadas por agua
envejecieron,
siendo a veces
tan sólo
ecos
lejanos
que ya no se recuerdan
con tanta
intensidad.

Doliendo menos,
pero siempre estando,
las cosas pasarán
como esas estrellas
fugaces
que anoche
cayeron
desde mi balcón.



Haciéndome soñar.

lunes, 12 de julio de 2010

¿Dejar de pensar?

El día que decida
dejar de pensar

El mundo se partirá en dos,
no habrá lluvia en los trópicos
y el desierto se inundará.
La Luna será Sol
y el Sol estará acabado,
nadaremos en montañas mentirosas
y las mareas abandonarán al mar.
Los perros andarán a dos patas,
y los adultos gatearán,
no sabremos hablar más
que por los ojos
y soñaremos sin tenerlos que cerrar...

El día en que decida
dejar de pensar,
No habrá poeta
ni tras estas líneas, ni en mi cabeza,
no habrá luz ni sonido
más imponente
que el de las carcajadas
del dolor dando paso
a la alegría efímera,
a la alergia de la realidad
embustera
que me rodea y desquicia
queriendo o sin querer...

El día en que decida
dejar de pensar,
al menos... (¡¡!!)

Dormiré.

viernes, 9 de julio de 2010

Nunca jamás

Me pesan los ojos
los dedos
y cada terminación nerviosa.

Era una noche estrellada
Estrellas de mentira paseaban
por sus heroicas
ganas
de seguir
avanzando
sin saber por dónde.
Ya comenzaba a lloviznar.

Me pesa estar
sin quererlo.
Me pesa saber
sin estar segura.
Me pesa ser consciente
inconscientemente.

El contorno de los ojos
emitía destellos brillantes,
sueños pujaban por salir
(inconsistentes, aún) a pasear
los delirios
sin grandeza
de aquella que los creaba
sin llegarlos a cumplir.

Me pesa ser lo que soy
y que a nadie
más que a mi
le cueste tanto
encontrarme
cuando ni siquiera
estaba
buscando-me
las cosquillas.

Era aún temprano (o tarde,
según se vea),
cuando comenzó a reírse a carcajadas.
No entendía nada.
No sabía nada.
No podía crear nada.
Era ya tarde (o pronto,
según se mire),
cuando comenzó una nueva historia
emborronando aquello que nunca llegó
a ser
con todo lo que jamás sería.



Y en medio del cielo
Brilló
Una última estrella fugaz
y un deseo resonó por mi mente.


Nunca jamás.


martes, 6 de julio de 2010

Silencios que gritan

Yo

mi

me

¿ contigo ?

Menuda estupidez

eso

de la esperanza...



Si ni siquiera es verde

y tampoco sabe a cerezas...


( Idiota.. )

No me digas que lo sabes

porque no puedes saberlo

tus esperanzas se limitan a intentar coger

y no querer cogerlo...



¿Coger qué?

Mi silencio.

viernes, 2 de julio de 2010

Verano a ciegas

Ojala...
supieran
los días
que pasan con sigilo

Lo largas
que se me hacen
las noches
que pasan volando
ante mis narices.

Tal vez así las horas
de brumas y de dudas
se hicieran más c o r t a s

y el Sol,
al fin,
brillara elegante,
en mi norte,
y deje el sur a la sombra,
con su olor a mar
y a gente riendo,
borracha
de inseguridades,
y sin prestar atención
la muerte de todo aquello
que les rodea
y no pueden ver.

martes, 29 de junio de 2010

Sonrisa

sin prisa

dentro del terremoto

de su paso por mi cama.


Un completo desastre

- dice -

soy.

No te lo niego

no soy capaz de controlar - me

las ganas de tocar el techo

a suspiros,

ni las ganas de besarte

una y mil veces

con los labios encogidos

sobre tu furibunda mirada.


Pena,

que te haces grande

sin remedio,

tírame al menos una caja de cerillas

para incendiar las lágrimas


de mis mejillas...

Que su calor

congele el frío

que me cubre

con su dulce perfume

 putrefacto.

domingo, 27 de junio de 2010

¡Qué frustrante!

El océano suspiraba su nombre

y el viento lo gritaba

hasta mecerlo en las pesadillas

de todos cuantos estaban presentes

el día de su nacimiento.


El día más negro de todos los

negros días de mayo.


Efímera fue, sin ser.

Y siendo razón de locura olvidadiza

alegría se fue como había venido...


En un soplido distante.


jueves, 24 de junio de 2010

Contando

silencios
de cristal se hallaba
cuando el maullido
de una lágrima pintada
se escurrió
por su pálida mejilla.

Escueta sonrisa
se le dibujó
justo antes de asentir.

Ella había roto el plato.
Aunque su cara pareciera decir
que no.

Entonces no importaba
lo inoportuno de su presencia
tras las cortinas grises
de tus derrotas.

La habían tenido encerrada
tanto
que apenas si sabía caminar.

Pobre niña mimada
con mirada triste.



Ten cuidado si la tocas
porque puede romperte.

A mi me obligó a salir por la ventana
volando.
Su polvo de hadas es ácido.
Desaparece en el momento menos oportuno.

¿Su nombre?

Alegría.

Efímera como el sentido
que tiene
encontrarla y perderla
Sin que ella derrame ni una sola lágrima.


lunes, 21 de junio de 2010

¿Sueño?

Suspira

Se había ataviado con sus mejores galas

- unas sandalias gastadas

y un vestido sin cola -

para recibir con un abrazo

la que supuso

sería

su última noche en la tierra.




Tras deambular por el techo

terca

como si la imperiosa necesidad de poner todo

bocabajo

fuera lo único que conseguía

desdecir

aquello que enunciaba la teoría de la gravedad.


>> En aquel sueño se sentía ingrávida

embriagada de colores.

Tomó un lápiz en las manos y se dibujó

tumbada en la cama

con los ojos negros muy abiertos. <<


Al despertar ya tenía diecisiete

y entendió que parte de sí misma

se había quedado en el techo blanquecino.