lunes, 19 de abril de 2010

Olvidados

Y nada era como al principio


Se descubrió diciendo

mientras dibujaba

primaveras

bajo sus sábanas naranjas

abrazada a un sueño

que la acompañaba desde lejos

sumida en el silencio

de una noche

fría

y tenebrosa

de           Enero


silvando

luces

de amaneceres

deshojados

de las margaritas

de sus recuerdos


Olvidados

6 comentarios:

  1. :) me encanta como escribes :) aunque ale! a ser más positiva! te lo digo a ti, y a mí también :) un biquiñoooo!!

    ResponderEliminar
  2. esos recuerdos tan olvidados que no nos dejan dormir.
    a veces vendria bien invitarlos a tomar el te, para que al caer la noche partan lejos y nos dejen descansar.
    un saludo en la lejania.

    ResponderEliminar
  3. Nada era como al principio... Es lo malo de las cosas, están en constante cambio y, de pronto, nos sorprendemos pensando inconscientemente que la cosa es distinta de como era en un principio. Y lo de abrazarse a un sueño con el que convivimos hace tiempo también es algo que muchos hacen. Duele cuando un sueño te acompaña recordándote que no va a cumplirse. Pero, sin sueños, ¿qué haríamos con nuestras vidas?
    Un beso (:

    ResponderEliminar
  4. un blog muy bonito, me gusta, felicidades!

    ResponderEliminar
  5. Sí, la vida con manual sería mucho más fácil, pero leérselo entero de golpe antes de empezar a vivir no creo que sea una buena idea. Lo mejor sería, en mi opinión, tenerlo siempre a mano para consultarlo cuando lo necesitásemos para quitarnos las dudas molestas que no conseguimos resolver por nuestra cuenta.
    Olvidé responder a tu anterior comentario, lo siento, se me fue por completo el santo al cielo. No tengo disculpa.
    Un beso (:

    ResponderEliminar
  6. Lo que dices, lo de vivir sin necesitar pensar en nada, haciendo todos lo mismo sin arrepentirnos y tirar para adelante, es lo que se llama ser un animal. Es no tener la necesidad de saber.
    La verdad es que casi todos hemos pensado alguna vez lo bueno que sería ser así. Así no tendríamos ninguna dificultad para existir, sin importar las cosas malas que nos pasasen.

    No creer en nada... Yo creo que no es tan imposible como se piensa. Hay personas que son capaces de seguir adelante por inercia sin creer en un posible final feliz ni en ningún otra cosa.

    Un beso (:

    ResponderEliminar