martes, 29 de junio de 2010

Sonrisa

sin prisa

dentro del terremoto

de su paso por mi cama.


Un completo desastre

- dice -

soy.

No te lo niego

no soy capaz de controlar - me

las ganas de tocar el techo

a suspiros,

ni las ganas de besarte

una y mil veces

con los labios encogidos

sobre tu furibunda mirada.


Pena,

que te haces grande

sin remedio,

tírame al menos una caja de cerillas

para incendiar las lágrimas


de mis mejillas...

Que su calor

congele el frío

que me cubre

con su dulce perfume

 putrefacto.

7 comentarios:

  1. :) que mañana la sonrisa se levante antes que la pena y en volandas te lleve al lugar que desees :)) muássssss

    ResponderEliminar
  2. (!!!)

    Tus letras han suavizado mi 1:29 p.m.

    ResponderEliminar
  3. el final me termino de cerrar la idea.
    "Y, aunque la muerte le aterraba pensó que si la pálida dama llegaba no desperdiciaría la ocasión de ver qué tal besaba" (J.S.).
    Excelente.
    ademas de tu forma, me gusta lo que decis en el fondo.. lo que callas en el fondo..

    un saludo desde la lejania.

    ResponderEliminar
  4. Cada día me dejas más impresionado con todo lo que escribes rezuma puro sentimiento por cada letra y eso es algo dificil de conseguir y sin embargo cada vez que leo algo tuyo haces aflorar cosas que a veces ni sabes que estan ahi y eso vale mucho sigue asi porque seguro que nunca dejaras de impresionarnos y llenarnos de emociones ^^

    ResponderEliminar
  5. Sigo tu blog! ♥
    Espero que tu también lo hagas ;)
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  6. Me gusta mucho como escribis.

    Un beso enorme!

    ResponderEliminar
  7. "Pena, tú que te haces grande, tírame al menos una caja de cerillas para incendiar las lágrimas de mis mejillas". Lo que tiene de malo Pena es que es cruel, y aún teniendo un incendio entero en su mano, nunca prestará su ayuda a quien quiera librarse del frío y las lágrimas.

    Y el frío es lo que tiene, que se enrosca en torno a tu cuerpo y se te clava, como un millón de cuchillos que te desgarran la piel. Sobre todo si es el frío traído por el recuerdo del dulce aroma del que ya se ha ido.

    Comentaría algo más largo, pero mi internet es una caca y no quiero que se me corte.

    Un beso enorme (:

    ResponderEliminar