domingo, 18 de julio de 2010

Despedirse

No puede decirse que las despedidas sean lo mío.
A veces es necesario despedirse de algo, aunque sea de uno mismo, para saber por dónde ir en el siguiente movimiento.
Aún no sé qué debo escoger, ni qué debo elegir para que no me desespere y borre todo aquello que me hizo daño. En algún instante, el dolor nos duele, y luego nos refuerza.
Esperar es lo que me queda ^^
A partir de aquí, volar no será sencillo, pero intentaré dibujarme unas alas de mentira y tratar de dibujar un cielo agridulce para todos, y que mis palabras tengan sentido de nuevo.

¡Y que todos lo vean!

Espero que disfruten de sus vacaciones y descansos y que en algún momento hayan pasado por aquí con la esperanza de encontrarse con los pedazos de alguien y les hayan tocado. Y les hayan emocionado, o hecho sonreír, o, al menos, pensar.

Les dejo con un amanecer emborronado que intentaré vuelva a brillar como antes.
Las palabras, siempre serán hermosas.
Estaré aquí para quien lo desee: mont.abc_dario.se@hotmail.com
¡Prometo leerles a todos!

Y regresar con más en algún momento ^^

(Si algo se publica, probablemente será una entrada programada, si no, pondré algún tipo de aviso)


Gracias a todos


Dejemos volar
las mariposas
de nuestros sueños
escondidos.
Perdamos los estribos
y encontremos
y sendero 
por el que caminar...
Siendo
lo único importante
lo que nos queda
(aún)
por dibujar.

miércoles, 14 de julio de 2010

Todo pasa

Éranse
una vez
las alas
de un recuerdo
desmemoriado...

Que se confundían,
                   de blancas,
con las nubes
grises
de verano.

Azul,
el mar,
fue,
por un instante,
luego se oscurec
y ya
no fue
más
que agua y sal
mezcladas.

Se bañaron
en él
malas pasadas,
y pasadas por agua
envejecieron,
siendo a veces
tan sólo
ecos
lejanos
que ya no se recuerdan
con tanta
intensidad.

Doliendo menos,
pero siempre estando,
las cosas pasarán
como esas estrellas
fugaces
que anoche
cayeron
desde mi balcón.



Haciéndome soñar.

lunes, 12 de julio de 2010

¿Dejar de pensar?

El día que decida
dejar de pensar

El mundo se partirá en dos,
no habrá lluvia en los trópicos
y el desierto se inundará.
La Luna será Sol
y el Sol estará acabado,
nadaremos en montañas mentirosas
y las mareas abandonarán al mar.
Los perros andarán a dos patas,
y los adultos gatearán,
no sabremos hablar más
que por los ojos
y soñaremos sin tenerlos que cerrar...

El día en que decida
dejar de pensar,
No habrá poeta
ni tras estas líneas, ni en mi cabeza,
no habrá luz ni sonido
más imponente
que el de las carcajadas
del dolor dando paso
a la alegría efímera,
a la alergia de la realidad
embustera
que me rodea y desquicia
queriendo o sin querer...

El día en que decida
dejar de pensar,
al menos... (¡¡!!)

Dormiré.

viernes, 9 de julio de 2010

Nunca jamás

Me pesan los ojos
los dedos
y cada terminación nerviosa.

Era una noche estrellada
Estrellas de mentira paseaban
por sus heroicas
ganas
de seguir
avanzando
sin saber por dónde.
Ya comenzaba a lloviznar.

Me pesa estar
sin quererlo.
Me pesa saber
sin estar segura.
Me pesa ser consciente
inconscientemente.

El contorno de los ojos
emitía destellos brillantes,
sueños pujaban por salir
(inconsistentes, aún) a pasear
los delirios
sin grandeza
de aquella que los creaba
sin llegarlos a cumplir.

Me pesa ser lo que soy
y que a nadie
más que a mi
le cueste tanto
encontrarme
cuando ni siquiera
estaba
buscando-me
las cosquillas.

Era aún temprano (o tarde,
según se vea),
cuando comenzó a reírse a carcajadas.
No entendía nada.
No sabía nada.
No podía crear nada.
Era ya tarde (o pronto,
según se mire),
cuando comenzó una nueva historia
emborronando aquello que nunca llegó
a ser
con todo lo que jamás sería.



Y en medio del cielo
Brilló
Una última estrella fugaz
y un deseo resonó por mi mente.


Nunca jamás.


martes, 6 de julio de 2010

Silencios que gritan

Yo

mi

me

¿ contigo ?

Menuda estupidez

eso

de la esperanza...



Si ni siquiera es verde

y tampoco sabe a cerezas...


( Idiota.. )

No me digas que lo sabes

porque no puedes saberlo

tus esperanzas se limitan a intentar coger

y no querer cogerlo...



¿Coger qué?

Mi silencio.

viernes, 2 de julio de 2010

Verano a ciegas

Ojala...
supieran
los días
que pasan con sigilo

Lo largas
que se me hacen
las noches
que pasan volando
ante mis narices.

Tal vez así las horas
de brumas y de dudas
se hicieran más c o r t a s

y el Sol,
al fin,
brillara elegante,
en mi norte,
y deje el sur a la sombra,
con su olor a mar
y a gente riendo,
borracha
de inseguridades,
y sin prestar atención
la muerte de todo aquello
que les rodea
y no pueden ver.