martes, 24 de agosto de 2010

Delirios

Soy consciente
que últimamente
ando más fugaz que de costumbre.
Y tengo una buena razón

...

En realidad, no.
Simplemente la inspiración
o no viene
o se excede.
En cualquier caso,
no lo puedo evitar
y acabo deshilachando las madrugadas
en rayos de Sol.

Y así
con esta droga a la que llamo
ausencia
(de algo, aún no identificado)
me persigo hasta los más
recónditos
confines
de mí misma
donde ni yo
soy capaz
de reconocerme.

Y así,
estrellada en una nube
de ceniza y polvo de hadas,
me sueño,
y sueño que vuelo
aunque tenga vértigo.




Tal vez
algún día vuele tan alto
que me choque con una gaviota
y allí, allí,
el cielo será de colores
y las estrellas
danzarán
alrededor de mi cabeza.

Que pese a la etiqueta de inestable,
nadie puede negar
lo bien que me queda
esta corona de preguntas existenciales.


viernes, 20 de agosto de 2010

Los hay, ¿no?

Pesimista su etiqueta,
diferentes sus motivos,
que sin ser más
que la luz
fundida
de una estrella
convaleciente

aún g o t e a
sobre el charco
de ilusiones
de mi cuarto

aún baña
de colores extraños
las cuencas
insípidas
de unos ojos tristes

aún s a b o r e a
el aire
que desprenden
las personas
que se le acercan.

Que aún siendo tan tarde,
desperdicia su tiempo
creyendo
que quedan sueños
que merecen
ser
soñados.

miércoles, 18 de agosto de 2010

A ti, recuerdo

Mientras que sigas
siendo
un simple e    c    o
en la lejanía
de un remoto ayer...

Prometo
no sentirme defraudada
por lo que ahora
es
tu presencia
corrosiva
en mi aire
concentrado de las noches
a solas,
sin polvo de estrellas
ni tiempo
para soñar.


Ni conmigo ni sin mi.

sábado, 14 de agosto de 2010

Invierno

Estás tan edulcorado que empiezas a darme miedo.
Amor y rosa en la misma frase no concuerdan.
Yo, a un lado y otro de la cuerda, tiro.
Se rompa por mi lado bueno o por el malo,
el resultado será el mismo:

Partirse
en
dos o sacar bandera blanca.

Mejor sacaré la roja para indicar el peligro:


Corazón altamente inestable
decidido a darse la fuga
amenaza con destruir lo que se cruce en su paso

De mi pecho, hasta la luna.



Será que está enamorado de una lunática,
y quiere que haga círculos
de h   u   m   o
con los dedos
describiendo nubes blancas
en su centro de metal.

Ojala se oxide tanto
que ya no lo pueda usar.

Que solamente lata y lata
al compás
del castañeteo de mis dientes
en este invierno prematuro.


jueves, 12 de agosto de 2010

Estrella de sal

La estrella
se tambalea en mi ventana.

Inútiles mis intentos
por bajarla de allí
para que vuelva a brillar,
para que vuelva a ser imperturbable
su presencia
en la distancia
de mil noches
y algún día
de lluvia torrencial.

Aquí,
en el tenue esperar
de un sueño que se retrasa
en mis labios...
Esta madrugada con sabor a sal.


lunes, 9 de agosto de 2010

Seguiré siendo

Me da igual
que los aspersores
lloren
la angustia
de tus letras
cada noche.

Las lágrimas
se evaporan
al llegar
el alba,
tan dorada
como vacía.

Y por más que siga
persistiendo
en el intento
de alcanzar
el brillo
de la estrella más
cercana...

Si sólo siendo yo
podré
conservar las ganas
de pasear
por la melodía
que las letras
me regalan...

Por mil años,
juro,
seguiré siendo yo.


Aquí
estoy.

Como siempre ^^