miércoles, 14 de marzo de 2012

Colores Apagados... Y gomas de borrar

A veces
el simple hecho de decir
que no siento nada
provoca efectivamente ese "desconectar-se"
de mis propios sentimientos.

Y no sé por qué
sabiendo que me sentiré peor
siempre acabo decantándome por esa decisión
errónea para todos
y perfecta para mi.

El hecho es que
de hecho,
me siento como una piedra
siendo   a r r a s t r a d a   por la corriente...
Con la diferencia de que cada golpe
con los bordes
de mi camino
duele más que todos los puñales
imaginarios
que pudieran clavarme por la espalda.

"  Susurras que tiene sentido
querer dejarse llevar
por emociones que para mi, no lo tienen.
Y no es que sea más rara
que cualquier otra...
Simplemente tengo miedo, 
y prefiero seguirlo teniendo porque
al final,
                                                              es lo único que me arropa por las noches.

Ni tú estás
ni nunca estuvo nadie.
¿De qué me sirve querer-te tanto
si también siento que te esté imaginando?  "


Y caminando
en silencio,
sacó punta a su sonrisa
y lanzó la goma a un lado.

Porque estaba cansada de que le dijeran cómo sonreír
cuando ella sabía perfectamente que toda sonrisa es falsa
si no sale por los ojos.